La identidad CODA (Children Of Deaf Adults) en la adquisición de la lengua de signos como lengua de herencia

Resumen

La adquisición de una lengua de herencia signada implica desafíos psicológicos, educativos y políticos importantes. De la misma manera que familias migrantes deciden no usar su lengua de herencia con sus hijos e hijas para permitir una asimilación en la cultura mayoritaria, familias sordas pueden elegir usar la lengua oral para comunicar con sus hijos e hijas oyentes. La creencia según la cual el lenguaje se construye únicamente en la modalidad oral y que la lengua de signos resulta nociva para aprender a hablar, se reproduce tanto en las familias oyentes con hijos e hijas sordos que en las familias sordas con hijos e hijas oyentes. El conocimiento situado (Haraway, 1988) es decir subjetivo y relacionado directamente a su contexto puede cuestionar el saber científico y la ideología como únicos saberes legítimos. La persona CODA (Children Of Deaf Adults) encarna en su vivencia la tensión entre los mecanismos de jerarquización de la sociedad sobre los cuerpos, las lenguas y las culturas y los procesos de resistencia y de autodeterminación frente a ellos. En este trabajo, se pretende reconocer al sujeto “signante de herencia” y demostrar cómo ese concepto permite visibilizar la realidad compleja y diversa de los hijos e hijas oyentes de padres sordos y redefinir la identidad CODA. En ese recorrido, se revela el necesario proceso de identificación de los signantes de herencia con su lengua materna.

Descargar
Creative Commons License
Esta obra está bajo licencia internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObrasDerivadas 4.0.